ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Filtrar artículos

    Localiza el material qué más se adecua a tu interés seleccionando sus características en nuestra base de datos.

    Tema

    África en comunicación (8)
    Comunicación para el Cambio Social (8)
    Construcción de paz (21)
    Derechos humanos y género (32)
    Empoderamiento (12)
    Euskadi (6)
    GéneroyPazVisibles.org (8)
    Justicia (9)
    Lenguaje de género y paz (25)
    Libertad de expresión (5)
    Libertad económica (4)
    Mujeres protagonistas (38)
    Situación de género en Darfur (13)
    Situación de género en RDC (26)
    VSBG (8)

    País

    Angola (2)
    Argelia (2)
    África (43)
    Botsuana (2)
    Burundi (2)
    Camerún (3)
    Chad (1)
    Costa de Marfil (4)
    Darfur (9)
    Egipto (4)
    España (3)
    Etiopía (6)
    Euskadi (3)
    Gabón (1)
    Ghana (1)
    Guinea Ecuatorial (1)
    Kenia (9)
    Liberia (3)
    Libia (1)
    Malaui (1)
    Mali (4)
    Marruecos (3)
    Mauricio (1)
    Mauritania (2)
    Niger (2)
    Nigeria (7)
    República Árabe Saharaui Democrática RASD (1)
    República Centroafricana (CAR) (9)
    República de Congo (Brazzavile) (2)
    Ruanda (2)
    Senegal (4)
    Sierra Leona (2)
    Somalia (2)
    Suazilandia (1)
    Sudáfrica (7)
    Sudán (11)
    Sudán del Sur (13)
    Tanzania (3)
    Túnez (3)
    Uganda (4)
    Zambia (3)
    Zimbabue (2)

    Actualidad - Derechos humanos y género

    La guerra por los recursos en el s.XXI

    Carla Martínez Barcia, jurista voluntaria ACNUR Euskal Batzordea / 03.02.2017
    2017231056agua_y_genero_noticia.jpg
    Fotografía de Christoph Rupprecht, Flickr

    “Las guerras no han de librarse sobre el agua. Nuestra sed podría allanar el camino a la paz.”

    A medida que los grupos extremistas atacan cada vez más las infraestructuras del agua, se necesita crear fondos multinacionales para proteger todos los ríos y lagos compartidos del mundo.

    La importancia del agua en el siglo XXI -comparable a la del petróleo en el siglo XX- no puede ser exagerada, pero algunos expertos estratégicos siguen subestimándola. La realidad es que el petróleo tiene alternativas, como el gas natural, el viento, la energía solar y nuclear, pero para la industria y la agricultura, y para la bebida y el saneamiento, no hay alternativa al agua. El consenso sobre la necesidad de proteger los recursos hídricos y las instalaciones en zonas de conflicto es claro. Lo que es menos claro es cómo hacerlo. A diferencia de los medicamentos y los paquetes de alimentos, el agua no puede ser lanzada a las zonas de conflicto, y las fuerzas de paz de la ONU están sobrecargadas. El Comité Internacional de la Cruz Roja, por ejemplo, negocia pasajes seguros para que los técnicos inspeccionen y reparen los daños causados a tuberías de agua y sistemas de almacenamiento en Irak, Siria y Ucrania. Pero cada pasaje debe ser negociado con los gobiernos en conflicto y los comandantes rebeldes, lo que supone un proceso largo y engorroso. Un mejor enfoque sería que las grandes potencias, con su considerable influencia, negociaran el alto al fuego a corto plazo en zonas que experimentan conflictos prolongados, específicamente para reparar y restaurar los sistemas de agua. Sin embargo, para preparar el camino para este enfoque, el Consejo de Seguridad de la ONU tendrá que declarar el agua como "recurso estratégico de la humanidad" y adoptar una resolución para proteger los recursos hídricos e instalaciones, similar a la Resolución 2286 adoptada en mayo de 2016 para proteger las instalaciones médicas en los conflictos armados. A más largo plazo, los países que comparten sistemas ribereños deberán establecer acuerdos regionales de seguridad para preservar y proteger sus recursos. Con la gestión colaborativa que sustenta la protección colectiva, el agua, a menudo una fuente de competencia y conflicto, podría convertirse en un facilitador de la paz y la cooperación. Otro ámbito de importante atención es la importancia del agua, y la relación de ésta con el género. El exsecretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha afirmado que "El problema del agua va más allá de la cuestión del acceso. En muchos países, la niñas se ven obligadas a abandonar la escuela debido a la falta de instalaciones sanitarias, y las mujeres sufren violaciones y ataques cuando van a por agua o cuando utilizan los baños públicos." Además, teniendo en cuenta que en África el 90% del trabajo de recolección de agua para el hogar y para la preparación de la comida es realizado por mujeres, facilitar el acceso al agua potable cerca del hogar puede reducir drásticamente su carga de trabajo, haciendo que puedan dedicarlo a otras actividades económicas. Esto supone, para sus hijas, que este tiempo pueda ser utilizado para asistir a la escuela. Enmarcando esto en situaciones de conflicto, estos plantean distintos desafíos a hombres y mujeres. Como proveedores primarios de agua, las mujeres en las zonas rurales suelen depender en gran medida de los recursos naturales para su sustento y, por lo tanto, son particularmente vulnerables a los cambios en la disponibilidad y calidad de estos recursos ya sea durante o después conflicto. Al mismo tiempo, los conflictos a menudo llevan a mujeres y hombres a adoptar estrategias de enfrentamiento que desafían las normas tradicionales de género. En estos casos, las mujeres pueden ser requeridas para asumir nuevas funciones de manejo de recursos naturales, ya sea mediante actividades alternativas generadoras de ingresos o pasando a sectores tradicionalmente masculinos. Durante el conflicto, aprovechar estos papeles cambiantes puede contribuir a romper las barreras existentes para el empoderamiento de las mujeres y mejorar la productividad de las mujeres en sectores que son críticos para la recuperación económica después de los conflictos. De la misma manera, no aprovechar las oportunidades que presentan las funciones de las mujeres en el manejo de los recursos naturales puede perpetuar las desigualdades que en última instancia socavan la recuperación. En resumen, esto tiene implicaciones importantes para la consolidación de la paz, ya que las desigualdades estructurales y las quejas relacionadas con los derechos de los recursos naturales, el acceso y el control han demostrado ser poderosos catalizadores de la violencia. Una mayor igualdad en el acceso y la gestión de los recursos naturales podría permitir a las mujeres apoyar más eficazmente a sus familias, contribuir a la toma de decisiones en la comunidad y luchar contra las distorsiones en el control de los recursos naturales que puedan desencadenar conflictos.

    Concluye "Imprescindibles para la paz" 2014

    23.12.2014

    “Todas somos necesarias para construir una paz justa y sostenible”

    Capoeira como medio de construcción de paz y ocio

    11.12.2014

    El campamento de Mole, situado en el norte de la República Democrática del Congo, alberga a más de 13.000 personas refugiadas. Su convivencia ha mejorado gracias a la capoeira, una nueva actividad para el tiempo libre que contribuye tanto a mejorar la forma física de mujeres y hombres como a la cooperación y la reconciliación entre grupos de diversos orígenes y culturas donde predomina la tensión.

    Sinergia de mujeres contra la violencia sexual

    02.12.2014

    En un país donde la violencia armada cumple más de dos décadas, la organización Synergie des Femmes pour les Victimes des Violences Sexuelles, dirigida por mujeres congoleñas, ayuda a las víctimas de la violencia sexual al mismo tiempo que demuestra que su empoderamiento es posible.

    Senegal, referente para el fin de la ablación

    20.11.2014

    Senegal es hoy un país donde la mutilación genital femenina ha pasado de ser algo mayoritario y aceptado a algo marginado y clandestino en menos de veinte años. La ONG Coopera organizó una conferencia el pasado 30 de octubre con el apoyo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para dar a conocer de la mano de las senegalesas Aída Ndiaye y Marie Dieng la realidad y evolución del país a través de la presentación del proyecto que lleva a cabo allí desde 2006.

    Denis Mukwege recibe el Premio Sájarov

    06.11.2014

    Denis Mukwege, ginecólogo congolés, ha ganado el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2014 por su dedicación a las mujeres víctimas de agresiones sexuales. Desde 1988, el Parlamento Europeo concede este premio anualmente a personas o colectivos cuyo esfuerzo se centra en defender los derechos humanos y las libertades fundamentales.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de CongoRDvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     IRIN News - RDC

     • Analysis: AU prepares its shock troops

     • NGOs concerned about new DRC Intervention Brigade

     • Beyond emergency needs in DRC

     AFEM en Mouvement

     Guin Guin Bali

     • El futuro del panafricanismo

     • Reformar la educación

     • La huella blanca de la coca crea adicción en África

     All Africa

     • Congo-Kinshasa: M23 Rebel Attack Sparks Heavy Fighting - UN

     • East Africa: Can Pipeline Dreams Become Reality?

     • Rwanda: Govt's Strategies to Defend Its Interests in Congo

     The Guardian - Jason Stearns

     • The verdict of Congo's voters must not be sacrificed for 'stability' | Jason Stearns

     • Shocking pink

     • Elections in DRC are an imperfect but necessary step towards order | Jason Stearns